Mundo Corporativo

El Polo Biotecnológico de Pilar busca consolidar proceso de Bioeconomía

Pilar Productivo
Escrito por Pilar Productivo

La demanda de alimentos crece día a día y la Argentina puede consolidarse en ese esquema competitivo si logra imponer a su producción una nueva forma de control de plagas sin agroquímicos. En el Polo de Biotecnología ubicado en el Parque Industrial de Pilar, se trabaja para que crezca aceleradamente la obtención de moléculas o microorganismos de la naturaleza aptos para la defensa de los cultivos frente a plagas y enfermedades. Además se podrá mejora la nutrición favoreciendo la fijación de nitrógeno o solubilizando el fósforo  y otros nutrientes.

Los expertos argentinos Hugo Grana y Juan Pablo Brichta dicen que, según las principales consultoras internacionales, mientras el mercado de los pesticidas tradicionales crece al 2% anual, los bioinsumos lo están haciendo a tasas cercanas al 15% anual.

En 2018, el mercado global de biopesticidas rondó los US$ 2200 millones y para el 2025 la estimación es de  los US$ 5500 millones. Los principales mercados para bioinsumos a la fecha son Estados Unidos con el 32%, Europa con el 31 %, Asia-Pacífico 18% y Latinoamérica con el 19 %.

Según el Doctor Roberto Rapela, presidente de la Cámara Argentina de Bioinsumos (CABIO), el mercado argentino actual tiene 88 empresas registradas que ya inscribieron 653 fertilizantes biológicos, de las cuales más del 50 % son inoculantes de soja, también algunas inscripciones de fijadores de nitrógeno libre o algunos solubilizadores de fósforo, o la combinación de ambos, hay también Bacillus y Trichodermas , en lo que respecta a biopesticidas los números son distintos hoy solo 15 empresas han registrado 27 bioinsumos bajo la resolución 350/99.

A fines del año pasado se registró la primera Beauveria bassiana (descubierta en 1830), hongo entomopatogenos, como insecticida. Grana y Brichta calculan el mercado argentino actual en unos 80 millones de dólares para el agro dominado por versiones de inoculantes, principalmente aplicados a soja.