Mundo Corporativo

Yogurito, la marca de la UNLA, busca llegar a las escuelas

Pilar Productivo
Escrito por Pilar Productivo

El Centro de Investigación, Docencia y Extensión en Tecnología de Alimentos (CIDETA), -de la Universidad de Luján y asociado a la Comisión de Investigaciones Científicas, dependiente del ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación bonaerense-  realiza una actividad donde se combina la investigación y el altruismo, a través de la colaboración con  los más necesitados.

El Director de este centro,  Claudio Fochessatto, detalló que el objetivo es el de brindar un espacio de investigación, docencia  y desarrollo científico-tecnológico a la región y al entorno de influencia de la Universidad Nacional de Luján en el ámbito específico de tecnología de alimentos.

“Tomamos –añadió- muchas de las materias primas que se producen en el campo experimental de la Universidad, principalmente la leche, para industrializarla, generar productos y a través de ellos apoyar a las actividades de docencia, investigación y extensión”.

En materia de Extensión –principio caro al espíritu universitario que prescribe la inserción en la comunidad- destacó al  proyecto “Yogurito” mediante el cual se acerca ese producto, ya producido y certificado con calidad de excelencia para distribuirlos en la zona, específicamente en el propio municipio de Luján y también en Mercedes.

Al respecto, Fochessatto indicó que la idea del proyecto Yogurito “arranca con un probiótico que desarrolló y produce el Centro de Referencia Para Lactobacilos (CERELA) en Tucumán, que en la UNLu se logró incorporar en una matriz de yogur batido”

“A partir de un convenio con municipios –explicó-, se provee ese yogur a los comedores, ya que genera una mejora de la defensas en el sistema inmunológico de los chicos”.

En tanto, el investigador  aseguró que “estamos trabajando en el desarrollo de la gama de distintos quesos: de pasta blanda-por ej. queso cuartirolo- semidura –por ej. queso gouda/pategrás- y dura –por ej. queso sardo/reggianito.”

“En sus producciones buscamos la distinción de calidad, la cual mostramos en los concursos de queso que se realizan en la provincia de Buenos Aires, con el fin de impulsar los estándares del mercado y dando evidencia de la calidad diferenciada cuando el producto se elabora dentro de un protocolo definido”, destacó el director del centro.

Por último, Fochessatto afirmó que “hoy tenemos una producción a escala piloto pero estamos trabajando en la transferencia del protocolo de elaboración a una pequeña industria para generar más volumen y llegar a más cantidad de chicos”.