Actualidad

Inestabilidad económica mundial, incertidumbre y malestar social

Escrito por Pilar Productivo

En la edición de junio del IEM, Juan José Llach, profesor emérito del IAE Business School, analiza el contexto económico internacional. Llach señala la alta inflación en EEUU, impulsada en gran parte por el retraso de la Fed en subir sus tasas. El profesor destaca que en el mes de mayo, el IPC saltó 1% mensual y llegó al 8,6% interanual, un récord de 40 años. En tardía respuesta, según sus palabras “quizás para mostrar que está dispuesta a todo”, el 15 de junio la Reserva Federal aumentó 75 puntos básicos su tasa de interés de política monetaria.

Llach concluye: “Una luz amarilla vino también con el empleo, que aumentó en mayo a tasas decrecientes. Así, los puestos privados crecieron 330.000, muy por debajo de los últimos meses. Sin embargo, la tasa de desempleo se mantuvo en 3,6%, por menor oferta”.

Por su parte, Eduardo Fracchia, director del área de economía del IAE, cree que la guerra Rusia – Ucrania va para largo y los efectos en alimentos y energía persistirán. Las cadenas de valor se resienten por el proteccionismo de un capitalismo con fricciones,  restando eficiencia al sistema. 

Para Fracchia, el consumo es empujado por la inflación, si la gente no ahorra, no consume bienes. “Hace unos meses el REM está más nervioso y los organismos que lo conforman están viendo más complejo el tema inflación. En mi perspectiva, este año cierra en 90% y el año que viene en 110% con bandas de varianza importantes”, agrega

Para él, el mercado hará el ajuste si el gobierno no lo impulsa. El director del área económica ve evidente la inacción del doble comando e inconsistencias crecientes por parte del Ejecutivo. “Hay un tercio de posibilidades de que esto termine muy mal con salto fuerte de la cotización blue, caída importante de la demanda de dinero y aceleración de la estanflación en 70%. Se vislumbra  posible inflación de tres dígitos en el 2023 y recesión leve de 2% el año que viene”. 

Y concluye: “Estamos lejos de un episodio traumático severo como tuvimos en el salariazo del 75, el rodrigazo, en 1989 con la hiper por la inoperancia radical mezclada con el pánico al populismo del escenario menemista, o en el 2002 por la demora en rectificar la ficción del 1 a 1 sin los deberes fiscales hechos”.

Por otro lado, Juan Manuel Jauregui, Doctor en Economía (UCLA), analiza cómo el proyecto de ley para gravar la renta inesperada es prioridad de política del gobierno. Considera que la discusión presenta una oportunidad para revisar la política fiscal, la recaudación y el gasto en la gestión actual.

Para el doctor, este aumento no es suficiente para contrarrestar el aumento del gasto. “Ya en la argumentación del mayor ingreso se presentaba la necesidad de mayor gasto social por medio de la tarjeta alimentaria y de bonos para jubilados y beneficiarios de programas sociales. Es decir, de hecho, la motivación no era mayor solvencia fiscal sino mayor nivel de participación del estado en la economía. Esta mentalidad es el  problema principal de filosofía política que tenemos en el país y que subyace al problema fiscal, que a su vez es la causa de la inflación y del estancamiento económico.

Jauregui sostiene que cuando el estado es muy grande, intermedia en las actividades económicas excesivamente, reduciendo el dinamismo de la economía, ya que los emprendedores tienen un rol menor y los criterios de eficiencia pierden importancia. Los criterios más importantes pasan a ser los del estado, que suele desestimar el esfuerzo y el talento, y burocratiza la actividad económica.

“En conclusión, la solución al problema fiscal argentino no es con mayor recaudación, ya sea con menor evasión o con nuevos impuestos o más altas alícuotas. Si bien la evasión debe ser combatida y eliminada, a medida que la evasión se reduce, el sistema impositivo debería racionalizarse para hacerlo más eficiente y justo. El país necesita un nivel de recaudación más bajo, que de mayor espacio a la iniciativa privada. Es decir, la solución al problema fiscal tiene que venir con una reducción del gasto,cierra el doctor. 

Por su parte, Ricardo Carlevari, profesor de Ingeniería Industrial y Ciencias Empresariales de la Universidad Austral, evalúa los resultados provisorios del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas 2022.

Carlevari analiza que la población en 2022, es ligeramente superior al doble de la registrada en el Censo de 1970. Es decir, que fueron necesarios 50 años para que se duplique nuestra población, el mismo tiempo transcurrido entre 1960 y 2010, período en el que también se duplicó.

“A medida que el fenómeno de la inmigración va perdiendo intensidad, la tasa media anual de crecimiento va disminuyendo y, en los últimos años, se debe casi íntegramente a la tasa de crecimiento vegetativo. Si bien en 1991 y 2001 se ocasionó una fuerte caída de esta tasa, en 2010 se produjo un quiebre en esa tendencia bajista al pasar del 10 por mil al 11 por mil. En 2022 se consolidó esta nueva tendencia al llegar al 14 por mil anuales. Es decir, que la población de nuestro país ha crecido entre 2010 y 2022 a un ritmo del 1,4% promedio anual

Asimismo, el profesor destaca que el 47,05% de la población corresponde al sexo masculino y el 52,83% al sexo femenino. “De confirmarse estos guarismos, el índice de masculinidad de la población -que mide la cantidad de hombres que hay cada 100 mujeres- sería del 89,1, mostrando una importante reducción con respecto al valor de 2010, en el que fue de 94,8. El ingeniero observa que este índice viene bajando año a año, asociando que se debe a que la esperanza de vida de la mujer es mayor que la del hombre. “De hecho, para edades superiores a los 85 años este indicador se ubica por debajo de 50. Es decir, más de 2 mujeres por cada hombre. Por su parte, para los mayores de 95 años, el índice de masculinidad toma valores por debajo de 30, más de 3 mujeres por cada hombre,concluye.

Martín Calveira, investigador del IAE Business School, destaca que las complejidades económicas se realzan cuando los mercados financieros y los deudores no logran coordinar posiciones, se reconfiguran expectativas de los agentes y se generan incentivos distantes a los de un sendero estable de crecimiento macroeconómico, con posibles disrupciones de corto plazo, es decir, se demarcan y activan tensiones no deseadas en el funcionamiento de la estructura económica. 

El investigador define que: “El acuerdo entre Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) implica no solo evitar un evento de default con el organismo, sino también varios objetivos, por cierto esperables, para dar inicio a un proceso de sustentabilidad macroeconómica. Dos de esos objetivos, de gran vinculación y a la vista de los hechos de gran dificultad, son la disminución gradual del financiamiento al sector público por parte del Banco Central y la convergencia a un equilibrio fiscal primario en el período 2022-2024. Esto implica desafíos importantes para el gobierno, principalmente en materia de financiamiento, que pueden transformarse en mayores complicaciones o, contrariamente, en un corredor de estabilidad de largo plazo”. 

El financiamiento en moneda local tendrá restricciones en términos de tasas de interés ante un panorama inflacionario creciente. Si la gestión económica convalida una suba nominal de tasas con el objetivo de tasas reales positivas, tal como lo anunció el ministro Guzmán, el peso de los servicios de la deuda y capital en el esquema presupuestario del gobierno será creciente, lo que implicará destinar mayor recursos fiscales para afrontar esos pagos en moneda doméstica.

“Por otro lado, el panorama macrofinanciero puede situarse en un espacio de recuperación y crecimiento. El anuncio de un programa macroeconómico de estabilización principalmente sobre la inflación debería modificar expectativas y su eficacia dependerá de la confianza y la cohesión social”,concluye Calveira. 

Adicionalmente, se detalla el análisis del economista, sobre las principales variables: precios, actividad económica, sector fiscal, sector externo y sector monetario.

PRECIOS

La inflación no cede ante las tensiones políticas y macrofinancieras            

  • La inflación mensual minorista de mayo tuvo un nuevo ascenso aunque menor al mes anterior ubicándose en 5,1%. En términos interanuales el crecimiento del índice de precios registró una variación de 60,7%, siendo nuevamente la mayor desde enero de 1992.  
  • Las proyecciones de inflación se sostienen en un mayor nivel promedio respecto al año anterior. El relevamiento de expectativas de mercado (REM) del Banco Central estima un crecimiento anual sensiblemente mayor del nivel de precios respecto del mes anterior, situándose en 73% para el año en curso.  

ACTIVIDAD ECONÓMICA

La recuperación económica expuesta ante un panorama de fragilidad     

  • La dinámica de la actividad económica se sostiene positiva en los primeros meses del año pero ante perspectivas inciertas. Emergen complejidades derivadas de los desequilibrios macroeconómicos que exponen a la actividad frente a mayores dificultades. 
  • Las proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) siguen  dependientes de la gestión y los resultados en materia de estabilización. Debido a que los resultados no son los esperados, la recuperación no es evidente y emerge como un panorama de fragilidad.   

SECTOR FISCAL 

Incertidumbre con costos financieros para la gestión fiscal       

    • Emergen dificultades en la gestión financiera del sector público nacional como consecuencia de las complejidades que plantean las tensiones políticas dentro del espacio de gobierno. La falta de acuerdo sobre un programa económico de estabilización se traduce en mayores costos e incertidumbre de mercado.   
  • El FMI comunicó que las metas anuales de orden cuantitativo, establecidas en el acuerdo, fueron cumplidas para el primer trimestre del año. Una vez completada la revisión, la Argentina tendrá acceso a unos US$ 4.030 millones.  

SECTOR EXTERNO 

Reversión de las presiones cambiarias a pesar del buen desempeño en el intercambio comercial       

  • El desempeño del intercambio comercial argentino se sostiene superavitario, constituyéndose en un canal de oferta neta de divisas. Sin embargo, en el mercado cambiario no se logra estabilizar las expectativas de escasez y continúa presionando la cotización.        
  • El tipo de cambio real evidenció una disminución promedio mensual de 0,2% durante el mes de mayo de 2022 (base 2010=1). Mientras que respecto del promedio del año 2021 se registró una apreciación de 14%.     

SECTOR MONETARIO Y FINANCIERO

La política monetaria se revierte hacia la expansión        

  • La política monetaria reanudó su sesgo expansivo en el mes de mayo. Luego de la contracción neta de base monetaria en el primer cuatrimestre del año, la expansión en el final de mayo volvió a generar una emisión neta de saldos monetarios.       

Las reservas internacionales netas permanecen en un nivel similar al del mes anterior a pesar del sostenimiento del contexto favorable derivado de los altos precios internacionales. Las estimaciones de los activos netos de mayo disminuyeron marginalmente respecto al mes previo situándose en torno a los  U$S 4.035 millones.